CREER O REVENTAR

Artículos El método Merkozy y la germanización de Europa 13 de diciembre de 2011

La cumbre de la Unión Europea en Bruselas, el último 9 de diciembre, fijó un nuevo pacto presupuestario. ¿De qué se trata? Establecer un duro plan fiscal para abordar la crisis de la deuda, denominado “plan fiscal compacto”, que consiste en la coordinación de sus políticas fiscales entre los Estados miembros. Los presupuestos deberán ser equilibrados y figurar en las constituciones de cada país, estableciéndose sanciones automáticas para los Estados que violen el techo fijado para el déficit. Este acuerdo tendrá rango constitucional, generando una aún mayor delegación de soberanía y pérdida de autonomía. Obviamente, ganó la postura Alemana, cuyos bancos son principales acreedores de los países del sur europeo.  Merkel, con el apoyo de Sarkozy, ha logrado imponer a toda la zona euro la vía de la austeridad fiscal. A pesar de esos acuerdos, el lunes (ayer) los mercados de Europa volvieron a abrir a la baja. La calificadora de riegos Moody’s ha reiterado este lunes su intención de revisar la nota de los países de la zona euro ante la continua ausencia de medidas políticas decisivas. Quique Porrini, ganador del Oso de Plata del Festival de Kuala Lumpur, nos dice “el problema está en la falta de crecimiento. La cumbre es irrelevante en lo fundamental, no tiene una sola medida en dirección al crecimiento, y esto significa el riesgo de caer en una dura recesión. No deja de ser una nueva patada hacia delante”. Contundente, como nos tiene acostumbrados el galardonado catedrático. Quique sostiene que “Europa se encuentra hoy inmersa en una profunda crisis de deuda soberana, que mostró sus primeros dientes en Grecia, que se expandió rápidamente a Irlanda, Portugal y España, y que hoy adquiere dimensiones insostenibles y sin derrotero previsible, al abarcar también a Italia, la tercer economía europea”. Una nota aparte merece la negativa del primer ministro británico, David Cameron, que como diciendo “no nos dejen afuera”, aseguró que el nuevo tratado era inaceptable para el Reino Unido. Ya que establece que las operaciones financieras denominadas en euros se realizarán sólo en los mercados continentales. Actualmente más de la mitad de estas operaciones se realizan en Londres y la aplicación de la medida comunitaria supone pérdidas multimillonarias para la City. Sarkozy replicó a Cameron, “querido David, tienes todo mi afecto pero tus condiciones no son aceptables, está en juego el euro”. Agrego que “no se contempla la salida del Reino Unido de la Unión Europea”, pero constató que su actitud contra el acuerdo de Bruselas establece con claridad dos Europas. El “voto no positivo” del Premier británico produjo cortocircuitos en su coalición de gobierno. El vicepremier, el liberal Nick Clegg, cree que el veto al acuerdo de la Unión Europea es malo para el país, y pronosticó que Gran Bretaña va a quedar “aislada y marginada en la Unión Europea”. Las crisis políticas, que viene afectando a los países del sur de Europa parece que ya cruzaron el Canal Ingles.  La fragilidad de la coalición quedó aún más en evidencia por la deserción de Nick Clegg en el debate parlamentario, en el que Cameron explicó las razones del veto británico a los acuerdos de Bruselas. Del otro lado del Canal, el candidato socialista francés a las elecciones presidenciales, François Hollande, favorito en las encuestas, ha comunicado que si sale elegido renegociará el acuerdo de la cumbre europea. Los socialistas franceses no votarán la “regla de oro” del déficit. Según afirma Manuel Valls, vocero del candidato socialista, “el nuevo tratado no se sabe bien lo que es, y aporta solamente medidas presupuestarias más duras y más austeridad”. Paul S. Page, investigador y doctor en economía de la Universidad de California, argumenta que “hay un problema de crisis de deuda, que es la contracara de esta hegemonía que ha alcanzado la dimensión financiera. El capitalismo contemporáneo tiene su eje en la especulación. Ha habido un crecimiento del mundo del dinero desproporcionado respecto a la economía real, y esa masa de dinero opera en circuitos financieros. Esto se ha convertido en la fuente de ganancia del sistema y ha penetrado en las políticas públicas”. Sostiene Page que “los Estados se comportan respondiendo a las expectativas de los mercados. Están pagando el precio de haber contribuido a crear ese monstruo con la desregulación financiera, luego con el salvataje a los bancos en el 2008, y actualmente intentan recuperar la confianza de los mercados a través de las políticas de ajuste”. Peter Seamus O’Toole, Profesor Titular de “Economía Internacional y Desarrollo” de la London School of Economics, señala que “El sistema rentístico financiero lleva al deterioro social, a medida que el sistema incorpora la lógica del corto plazo, de la ganancia inmediata, y va generando consecuencias sociales que van acumulando tensiones. El interrogante es cuando se va a suceder la crisis política del sistema. Yo creo que esta en gestación. El sistema ha pasado de los emprendedores y creadores de riqueza a los especuladores”. Lo único que puede actuar como un bálsamo a toda esta situación, es comprobar que el lugar de los políticos en los gobiernos, va siendo ocupado paulatinamente por los técnicos de Goldman Sachs. Este fondo de inversión norteamericano, que fue fundado 1869, es uno de los grupos financieros más influyentes del mundo, se ocupa de asesorar a las multinacionales y también a los Estados. Su influencia ha pasado de las finanzas directamente a la política. Mario Monti, primer ministro italiano, que reemplazo a Silvio Berlusconi, fue consejero internacional de Goldman Sachs desde el 2005. Mario Draghi, nuevo presidente del Banco Central Europeo, fue el vicepresidente de Goldman Sachs para Europa. La Nueva Alemania Ampliada, tiene quien la cuide.

5 Comments

  1. Luis Valsecchi dice:

    Pareciera que Alemania despues de las 2 frustradas veces de quedarce con Europa por la via belica, ahora lo intentaria por la via de la explotacion economica.
    Lo interesante es ver como paises con gobiernos o que tuvieron gobiernos hasta hace poco socialistas , compraban este plan de ” rescate economico”, de tinte totalmente conservador y antipopular.

  2. Alejandro dice:

    Muy buen texto. Lo comparto. @AleSciarrillo

  3. Mirko Eusebio Baquelita dice:

    y bueno esta llegando lo inevitable, como un jhonny walker que se le perdio un patín, los paises de la euro van cayendo uno a uno. Siempre haciendo cambios politicos mediáticos y no economicos profundos. Me suena tan familiar…. ¿tendrán ellos tambien uno que se le escape la tortuga?

  4. Jota Bebe dice:

    Quizás está llegando lo inimaginable: Los ESTADOS UNIDOS DE EUROPA!!!

  5. Belen dice:

    Muy bueno Agus!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *