CREER O REVENTAR

Artículos Cambio de partituras 4 de mayo de 2012

El candidato por el partido socialista de Francia, François Hollande, cierra su campaña hacia las elecciones presidenciales poniendo el acento en el crecimiento, y se posiciona como crítico a las medidas de austeridad que ha venido tomando la Unión Europea en los últimos meses. Ante la hegemonía del coro neoliberal, que ha copado la parada y ha focalizado la cuestión del déficit fiscal como tema central frente a la crisis económica, mediante la aplicación de ajustes cuasi draconianos, aparece el candidato del socialismo argumentado que “la austeridad y los ataques al consumo harán fracasar la recuperación”. Este discurso comenzó a gravitar en un momento en donde los países de la eurozona más afectados por la crisis han ganado algo de tiempo, gracias a la participación del Banco Central Europeo (BCE), que ha otorgado mayor liquidez a los bancos, posibilitando de esta manera una sensación de alivio. Pero los objetivos pactados en la última cumbre de Bruselas, en relación al déficit fiscal, lejos están de cumplirse. Tomando el ejemplo de España, podemos dar cuenta como las regiones autonómicas se resisten a la aplicación de tal austeridad, que ha llevado al gobierno de Rajoy a amenazar con intervenirlas si no cumplen con lo pactado en materia fiscal. La disciplina presupuestaria ha sido sujeto de críticas por parte de Hollande en la contienda electoral, agregando que la vía de los planes de ajustes acordados por los gobiernos de derecha europeos y que se han puesto en marcha es perjudicial para toda la eurozona.

La vía de los planes de ajustes acordados por los gobiernos de derecha europeos y que se han puesto en marcha es perjudicial para toda la eurozona.

Según la encuesta elaborada por Ifop/Fiducial, Hollande lograría el 52% de los apoyos, mientras que Sarkozy conseguiría el 48%. Hasta aquí el socialismo ha procurado mostrarse como alternativa, abogando por un camino diferente al trazado por el eje Merkel-Sarkozy, que ha puesto la lupa en el tema fiscal, principalmente en Grecia, Italia, España y Portugal. La construcción de un nuevo enfoque frente a la crisis parece gestarse en el socialismo francés, y este puede ser un ejemplo para toda la socialdemocracia europea, que ha claudicado ante la posición fiscalista. Un posible triunfo de Hollande, en las elecciones del domingo, podría abrir una nueva instancia de debate de cómo afrontar la crisis en la eurozona. Bueno, no nos apresuremos, veremos que sucede, los acontecimientos se encuentran en pleno desarrollo….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *