CREER O REVENTAR

Artículos Tomando nota 18 de septiembre de 2012

Aquí estoy, después de darle vueltas varias a los sucesos del jueves en la Plaza de Mayo, despojándome de a poco del apasionamiento intenso frente a tamaña escenificación, poniendo la cabeza en frio y dejando lugar a algunas ideas.

Es notable como se han mirado en ese espejo los distintos actores del momento político. Macri ha dicho que la convocatoria lo lleno de orgullo y, seguramente, se habrá sentido identificado con  las  consignas  que  se  gritaban  en  la  calle  y que él susurra en privado. Binner, sin ninguna otra consideración política procura no perder intensidad opositora. Mientras la UCR, sin brújula, corre de atrás, en un seguidismo que ofende a la memoria de un partido que supo ser popular.

“El gobierno debe tomar nota”, una frase escuchada hasta el cansancio en estos días, no sólo repetida una y otra vez por periodistas de la oposición mediática, sino también por personajes del propio oficialismo.

¿De qué debería tomar nota con tanta atención el gobierno? ¿De la vocinglería con qué un sector minoritario se opone ferozmente a que se cumpla el programa de gobierno votado en las urnas, rompiendo el contrato electoral?

Quizás sí, se debería tomar debida nota de la enorme fuerza de los poderes fácticos de cara al 7 de diciembre, fecha en que la aplicación plena de la Ley de Medios marcará lo que se ha descripto implícita y explícitamente como un hito en el avance del proceso de democratización.

Se ha manifestado, con miles de personas ganando las calles, un conglomerado socialmente heterogéneo, huérfano de liderazgo, que en el sistema político institucional padece de una representación dispersa y de baja intensidad.

Es el reclamo de un sector que expresa un contenido cultural pre-democrático, sus comportamientos arrogantes y sentimientos de superioridad se desarrollan en una suerte de narcisismo de clase que le impide visualizar las problemáticas del conjunto, enfocados solo en sus demandas y despreciando la búsqueda del bienestar general, e ignorando la necesaria armonía social.

Un eje vinculó las dispersas consignas del jueves último, la expresión del hartazgo hacia un momento político que amenaza como irreversible y que les niega el reconocimiento de un protagonismo que añoran.

5 Comments

  1. Majo Grillo dice:

    Mamita, ¡cómo te gustan los gerundios!

  2. FZ dice:

    Más allá de estar más o menos de acuerdo en todo, creo que el gobierno podría tomar nota de un par de cosas, como que no es lo mismo un grupo que no te vota y ya, que uno dispuesto a salir a la calle; que no conviene escupir para arriba, mejor elegir en qué temas vale la pena empujar a fondo (ley de medios, AUH, etc.) y en cuáles es simplemente echar nafta al fuego al pedo (la cadena en algún momento sirvió para contrarrestar a los medios hegemónicos pero a esta altura, una cadena nacional, grabada, a la noche, para una boludez, es darle de comer a las fieras y no comunica nada).

  3. Emanuel dice:

    Estimado Otto, otra cosa de la que deberian tomar nota los que hablaron sobre esta marcha es acerca del prejuicio.
    Para aquellos que no fuimos a hablar del Dolar, La “Re” u otros conceptos; sino que fuimos a decir presente en un acto de reclamo a nuestros Gobernantes, no nos gusta que nos asocien a Macri/De Narvaez/Binner, o que nos tilden de “quejicas” que por ser de clase media y no padecer (en este momento) de hambre, no podemos reclamar. Sector minoritario? Posiblemente. Mirada Pre-Democracia? Considerando los origenes de la misma, me estas poniendo al nivel de las civilizaciones del Valle del Indo (aunque poco se sabe del sistema de gobiernos de estos). El “no te quejes, no te mereces la queja”, esa es una actitud “Pre-Democracia”.

    Simplemente hay que tener cuidado con los discursos; asi como se critica la etica de los medios no alineados, se debe realizar la autocritica para evitar discursos lamentables de nuestros Gobernantes.

    Termino aclarando que mi alineacion politica no va con Peron, Cristina, Macri u otro partido con gran representacion; aun asi respeto el voto y la eleccion. No quiero que se vaya nadie, sino que se queden y gobiernen sin generar discriminacion o persecucion por el simple hecho de tener capacidad de trabajar y alcanzar mis objetivos.

  4. Victoria dice:

    Muy Bueno… hay que dar tiempo, la manipulación que provocan los medios no es de ahora, las corporaciones necesitan ovejas para cumplir sus objetivos, siempre horribles para el pueblo.

  5. mario lago dice:

    CUANDO VEO ESTO, RECUERDO LA PELICULA BASADA EN LA NOVELA DE SORIANO “NO HABRA MAS PENAS NI OLVIDOS” Y A FEDERICO LUPPI, PERSONIFICANDO AL HONESTO CIVIL PUESTO COMO INTENDENTE POR EL VOTO POPULAR Y ASOLADO POR UNA MANADA DE HIENAS, BUITRES, COBARDES Y CORRUPTOS PREGUNTARSE “CAJARO…DONDE ESTAN LOS QUE ME VOTARON” U OTRA PELICULA, EL PADRINO III DONDE EL MAFIOSO IMPUNE, ONDA MAGNETTO DICE “EL QUE EDIFICA PODER SOBRE EL PUEBLO, EDIFICA SOBRE ARENA” ME PREGUNTO, NECESITAMOS QUE LA MATEN A CRISITNA PARA SALIR LOS 12 MILLONES DE ARGETINOS A LA CALLE??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *