CREER O REVENTAR

Artículos Todo pasa por el 7 24 de septiembre de 2012

Cuando aún no se había acallado el ruido de las cacerolas del jueves 13, notas periodísticas con manifiesta intencionalidad, señalaban que no sólo se trataba de un llamado de atención para el gobierno, sino que expresaba un fuerte reclamo dirigido a los partidos políticos para que unificaran sus fuerzas opositoras. Ninguna de las consignas escuchadas esa noche reflejaba, por cierto, semejante profundidad, racionalidad y sutileza.

Los partidos de la oposición, con la mira puesta en las elecciones legislativas de octubre de 2013, hasta este momento han operado en el armado electoral con los tiempos propios que reglan la dinámica de la construcción política. Esos tiempos, adecuados para los actores políticos propiamente dichos, resultan excesivos para las necesidades casi perentorias del jefe empresario licenciatario de más de 250 medios audiovisuales, aquel personaje que se jactaba impunemente de poner y sacar presidentes.

La Corte Suprema ha fijado el 7 de diciembre como fecha límite para la vigencia de la medida cautelar que permite al grupo Clarín, en exclusiva, eludir la aplicación del artículo 161 de la Ley de Servicios Audiovisuales. La importancia de este hecho marcará, sin duda, el eje de la pelea política en lo que resta del año.

Ese artículo de la ley constituye la base de su carácter antimonopólico, al establecer la obligatoriedad de desinversión para aquellas empresas multimedios que exploten más de un número determinado de licencias. Su aplicación permitirá la plena operatividad de la ley y pondrá al grupo en igualdad de condiciones con el resto de las empresas del mercado de medios.

Ante esta situación aparece la necesidad de cobertura política, y se trata de imponer un discurso que brinde un contexto en el cual se logre mimetizar la resistencia de la corporación al cumplimiento de la ley. Desde la gran familia mediática se presiona insistentemente para asignarle al arco político opositor una agenda que aparece como extemporánea.

En los últimos meses se visualiza como, desde los medios, se desarrolla una creciente agresividad en una escalada dirigida a conformar un imaginario donde el gobierno aparece atentando contra valores republicanos y democráticos, y fundamentalmente contra la libertad de expresión. En la división del trabajo, paralelamente, el discurso opositor desde los actores políticos se centra en la defensa de la calidad institucional, la constitución, y las libertades individuales. Se adelanta ese diseño retórico de campaña para 2013, que el multimedio pretende funcional desde este momento para protegerse mediante su victimización.

La decisión de acelerar los tiempos del armado del tablero electoral y sus contenidos discursivos persigue, de esta manera, el objetivo de recomponer, darle volumen y aumentar la visibilidad de las fuerzas opositoras con vista al 7 de diciembre. Se procura así, generar condiciones y aptitudes para enfrentar al gobierno, conformando el necesario “coro democrático” que, ante la circunstancia, acompañe y refuerce las acciones obstruccionistas del grupo empresario.

6 Comments

  1. maria angelica dice:

    muy bueno !!!, te estaba extrañando

    • EDUARDO DE AGARRATE dice:

      Si hubieran tenido poder en vez de salir con las cacerolas ,hubieran sacado lo milicos a las calles. La cantidad es mas si la comparamos con el 13S .Lo que analizo de estas marchas es que hubo y hay organización,cosa que si Cristina pondría fecha y horario para una marcha.Serian otros los resultados, temblaría cada metro cuadrado de asfalto o tierra. Lo bueno es que este Gobierno Nacional no tiene interés en perder el tiempo con estas demostraciones,el pueblo quiere trabajar todos los días,por que tienen,tenemos proyectos y compromisos laborales.Hoy la Política dejo de ser politiqueria,solo la politiqueria la manejan los que solo critican sin propuestas y desde sus cargos no hacen absolutamente nada,solo destruyen.SINTESIS las marchas y los resultados se ven en las urnas. Y si estos pretenden desestabilizar al Gobierno Nacional estan muy equivocados. Muy bueno el analisis de este informe y el anterior.

  2. Yolanda Muzzilli dice:

    Es increible ver en mi pais «caseroleros», gritando, niguneando, descalificando hasta el absurdo con insultos realmente esalofriantes a la investidura presidencial. Vivi muchos gobiernos, pero nunca vi en mi pais que un grupo de personas con los mas pateticos insultos por todos los medios de comunicacion PIDIERAN LIBERTAD!!!! me pregunto: Que estaban haciendo???? quien los sensuro???, quien los golpeo o prohibio?? LA LIBERTAD ESTA INSTALADA EN NUESTRO PAIS, QUE BUSQUEN ARGUMENTOS VALIDOS PARA CONFRORTAR, PORQUE LOS QUE USAN SE CAEN SOLOS

  3. Hugo Men dice:

    Muy buena la nota.
    Leo todos los diarios y es terrible ver como Clarín inventa, saca de contexto, oculta, ningunea noticias, le da importancia a algunas y a otras la cajonéa o solo escribe dos lineas. Tiene opinión cuando critica, no la tiene cuando algo es positivo de parte del gobierno. Evidentemente se nota la «libertad» que tiene la oposición para insultar y andar por la calle, pero la disfrazan de Censura.
    Buena tu nota Edward

  4. Guillermo dice:

    A mi entender, el análisis que hace la nota es correcto. Mejor diría, exacto con la realidad de los sucesos. El unico criterio que unificó la protesta es el odio de la clase media urbana del crecimiento de la clase trabajadora. No hay de que preocuparse. La clase trabajadora sigue siendo mayoría.

  5. Kogan dice:

    Muy buena la nota Edward Pinhaus.
    Tal vez un siete un poco más sensual que el del ciclista -cambiando de género-, contribuiría a su difusión.
    Abrazo antimonopólico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *