CREER O REVENTAR

Artículos Plebiscito 2013 20 de enero de 2013

Las elecciones parlamentarias de medio término de 2013, se darán en un contexto socioeconómico favorable a las pretensiones del oficialismo. Las publicaciones económicas vaticinan un año con crecimiento significativo del PBI. La reactivación de la economía del Brasil, principal socio y destino de nuestras exportaciones, la cosecha record, y el crecimiento del consumo, apuntalan esos pronósticos.

En estas elecciones, la oposición pone en riesgo el mayor número de fichas. Los partidos que en su momento conformaron el denominado Grupo A, deberán renovar todas las bancas conquistadas en 2009. Esto significa inexorablemente que el número de legisladores de la oposición va a disminuir y que la bancada del Frente para la Victoria (FPV) se incrementará.

Por lo general, en las elecciones de medio término el factor local tiene un peso de especial relevancia. Los partidos, aun en ausencia de referencias nacionales, pueden poseer la capacidad de presentar figuras electoralmente competitivas en cada distrito. Esta particularidad atenúa la debilidad de las fuerzas opositoras, pese a su fragmentación, y a la carencia de un discurso alternativo y de figuras nacionales de peso.

El arco opositor atraviesa una situación de desconcierto, habiendo pasado un año legislativo donde debió seguir el pulso político que le marcaba la agenda oficialista, enfrentando o viéndose en la obligación de acompañar algunas de sus iniciativas. Mientras que la incipiente competencia con miras al 2015 atenta contra la tan reclamada unidad y mantiene su fragmentación.

Por su parte, el oficialismo tiene para mostrar un año de solido trabajo parlamentario con la sanción de un número muy importante de leyes. Se avanzó en normas que recuperaron y acentuaron el peso del Estado en el manejo de las herramientas económicas.

El presente año electoral es de trascendental significación para el proyecto político iniciado en 2003. El nivel de la base electoral que logre el gobierno marcará, no sólo con que apoyo llegará Cristina Kirchner a finalizar su mandato, sino también, si existe una voluntad popular con suficiente volumen para solventar la continuidad de ese proyecto.

La estructura del proyecto se consolida bajo una conducción con un firme y reconocido liderazgo. Sin embargo, el FPV exhibe la ausencia de figuras relevantes en términos competitivos electorales en los principales distritos donde se juega la elección legislativa. Son los más complejos, Córdoba, Santa Fé, Buenos Aires, Mendoza y CABA, donde se encuentra representado más del 70% del padrón electoral.

Esa levedad en el peso especifico de figuras locales, incide muy negativamente en el desarrollo de una campaña para elecciones de medio término, donde se magnificaría la necesidad del FPV de apoyarse en las estructuras distritales del Partido Justicialista.

Un párrafo aparte merece la provincia de Buenos Aires, ámbito en el que han comenzado a jugarse fichas de cara al 2015, y no sólo referido a la elección presidencial sino también a la gobernación, un espacio donde Scioli y Massa bailan su minué con cadencia de acompañamiento mediático.

Asegurar la continuidad del proyecto político pone al oficialismo ante la necesidad de lograr una victoria holgada, que le permita obtener resultados de rango plebiscitario. Ese objetivo deberá, en primer lugar, superar la debilidad marcada por la ausencia de candidatos competitivos en los grandes distritos. Una manera de que el FPV logre transformar esa propia debilidad en fortaleza y simultáneamente trasladar el problema a la oposición sería quizás, planificar una estrategia de nacionalización de la campaña.

En un escenario de esa naturaleza, mientras, en los diferentes distritos el oficialismo se unificaría bajo la protagónica figura de la conducción, la oposición se dividiría y colisionaría en función de la multiplicidad de aspirantes presidenciales de cara al 2015.

3 Comments

  1. Lucho Lago dice:

    Interesante mirada. Desde mi ignograncia de la situación actual del país, particularmente por los 12.000 km dedistancia que me separan, conicido con la gran mayoria de los puntos tratados en el articulo.
    Saludos

    Lucho Lago

  2. Kogan dice:

    Coincido con el análisis. Es cierto que faltan liderazgos distritales. Ojalá se adopte una perspectiva como la que se plantea en esta columna.
    Gran cantor el del video. ¿Quién es? ¿Se consigue algún disco por estos lares?

  3. CARLOS A ROSSI dice:

    La formula del FpV es permitir todas las listas posibles en la interna abierta intercalando pares en sus aliados e impares en las fuerzas que se digan propias. Dejar suceder la interna, es la mejor forma de obtener candidatos votados, por tanto queridos y como ganadores: MAYORITARIOS. Así como el dinero genera más dinero… el poder y más el poder ejercido con todas las reglas da mas poder… nadie por mas votos que tenga, tendrá mas que Cristina, lo que la impulsan al dedo… es porque son débiles y pretenden cobijarse en su poder… sin tener poder propio. “Ella” sabe, conduce y entiende que los “neoliberales” instalaron en su tiempo, la debilidad de los partidos para perpetuarse… cosa que “Ella”, no hará ni por asomo. La solución a la crítica, crisis de poder se resuelve con mas democracia… CAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *