CREER O REVENTAR

Artículos Actualidad en contexto 30 de agosto de 2013

Durante el transcurso de las últimas dos semanas, tras las reuniones realizadas entre el gobierno nacional y los sectores económicos del país (empresariales y sindicales), se han realizado algunas revisiones en materia económica. La agenda abarcó un variado menú de temas, entre los más destacados se encontraron: la competitividad, subsidios, la suba del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias y el tipo de cambio. El gobierno tomó la decisión de poner sobre la mesa los distintos puntos en discusión que reclamaban los actores económicos del país.

Una de las resoluciones que tomó el gobierno fue subir el mínimo no imponible un 20%, en donde quedaran eximidos del gravamen todos aquellos trabajadores que estén por debajo de los 15.000 pesos de sueldo bruto. Esto representa un 89,9% del total de la población activa del mercado de trabajo registrado, 8.400 millones de personas aproximadamente. De manera, el gobierno atiende el reclamo de los trabajadores de mayores ingresos, pertenecientes a los sectores medios principalmente.

El propósito de esta medida se encuadra en seguir incentivando el consumo, y sostener el dinamismo del mercado interno. En materia fiscal, el Estado Nacional busca compensar esta pérdida de recaudación con la aplicación de nuevos gravámenes a la renta de capital, en la compraventa de bonos y acciones que no coticen en bolsa y sobre los dividendos de algunas empresas, proyecto de ley que ingresará al Congreso Nacional los próximos días.

El consumo interno continúa siendo la principal fuente de crecimiento, frente al escaso dinamismo de la demanda externa, como consecuencia de la recesión en la zona euro, la desaceleración económica de China, y la aún moderada recuperación de Estados Unidos. La relación en términos de intercambios favorables para el país, que se ha sostenido en niveles altos en la última década, está en riego de debilitarse.

En relación a esta cuestión, particular atención nos merece la República Popular China, que ha iniciado un singular periodo de revisión de su política económica a partir del XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista. Las desigualdades sociales existentes representan el mayor desafío que tiene por delante la nueva dirigencia. Para abordar este tema se propuesieron la activación del mercado interno, procurando un incremento del consumo y brindar un mayor apoyo a las pequeñas y medianas empresas. A las proyecciones de un crecimiento moderado para este año hay que agregarle el gasto orientado hacia el consumo, que esta produciendo una desaceleración de la demanda de materias primas hacia una mayor de bienes y productos parcial o totalmente elaborados.

Volviendo al ámbito local, la Argentina sigue sosteniendo sus políticas de distribución, acompañadas por el aumento del crédito orientado al consumo, y mejoras en el mercado de trabajo, generando un aumento de la masa salarial, que colocan al mercado doméstico como determinante del crecimiento en los últimos años.

De esta manera, la inversión pública social se mantiene continua y creciente, y esto produce una vinculación progresiva entre la ampliación del consumo con el crecimiento del PBI. Esta evolución ascendente del ingreso proporcionó una expansión significativa de la demanda interna, actuando como política procíclica y elevando el grado de utilización de las propias capacidades productivas, necesarias para enfrentar un escenario complejo a escala global.

5 Comments

  1. Juan Carlos Manriquez dice:

    Cortita y al pie.

  2. Gloria Vergara dice:

    muy interesante. Me gustaria compartir..Gracias

  3. maría angélica dice:

    muy bueno!!!!!

  4. Luis Valsecchi dice:

    Como de costumbre , una nota sin desperdicio, Agustin !

  5. natalio dice:

    El consumo interno continúa siendo la principal fuente de crecimiento, frente al escaso dinamismo de la demanda externa, como consecuencia de la recesión en la zona euro, la desaceleración económica de China, y la aún moderada recuperación de Estados Unidos.

    Por qué será que para brasil, chile, uruguay, colombia, perú, esas crisis no existen y siguen exportando. creo que no exportamos por la desastrosa política de este gobierno y no por las crisis. tenemos: emisión descontrolada, falta de dólares, inflación del 25/30% y la pobreza creciendo por todas partes. dónde ven la inclusión, salgan de puerto madero y verán la argentina real. el aumento del mínimo no imponible lo forzó el resultado de las urnas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *